Portada del periodico Heraldo de Aragon:
Newspaper website Sitio web





Noticias
  • El uno a uno del Real Zaragoza en su triunfo contra la SD Huesca en El Alcoraz
    Pasó apuros al final, con tanto balón aéreo y algún despeje dudoso que, aun así, solventó. Le dio recorrido y buenas decisiones ofensivas al carril derecho. Notable retorno al once. Es central, y prometedor. Agresivo, firme, rápido... Le penalizó no medirse en un momento crítico. Eficiencia y sobriedad. Dio pie a la salida de balón y se fajó en las acciones de área. Baluarte. Lo sacó todo. Mandó, generó juego por dentro y exhibió liderazgo, personalidad y pelea. Gerard Valentín le dio malos ratos encarándole. Víctor lo quitó al descanso. Mal día. Le dio recorrido y control territorial al equipo. Le falta cuidar ciertas pérdidas. Organizador. En su labor habitual, lució por su posicionamiento defensivo y su papel en la recuperación. Marcó un penalti y tuvo otro gol en una tarde gris, llena de imprecisiones y pérdidas. Así es Mesa. Vertical, veloz, valiente, profundo... Jugó un papel protagonista en la victoria con su primer gol. Gran sociedad con Liso. Su trabajo, energía, fuerza y
  • Polémicas, rojas y la historia de un derbi caliente
    En la victoria del Real Zaragoza en El Alcoraz siete años después de la anterior. En la zozobra de una SD Huesca que encadena dos derrotas por segunda vez con Antonio Hidalgo a los mandos. En el alivio zaragocista y la fiesta del fútbol aragonés, la figura del colegiado Rubén Ávalos Barrera adquirió una relevancia de las que afean el balance de una noche de altas pulsaciones que supieron gestionar los de Víctor Fernández y no tanto los locales. Polémicas, un penalti de VAR, cuatro cartulinas rojas y un reguero de siete amarillas para situar a la misma altura el desarrollo del juego y las quejas en ambos bandos por el trabajo del catalán. El partido, tachonado de decisiones de las que centran el debate por encima de los méritos y errores de unos y otros, empezó a situar a Ávalos en el foco pronto y en una primera acción determinante. El gol de Miguel Loureiro a los 19 minutos llegó precedido, según una de las tomas que recoge el videoarbitraje, de una situación adelantada del defensa gallego, qu
  • Víctor Fernández: "La soga sigue en el cuello, pero ahora aprieta menos"
    Víctor Fernández aseguró este sábado en El Alcoraz que la situación del Real Zaragoza le está "robando salud". Pese a la agónica victoria en el derbi aragonés, el técnico recordó que la permanencia todavía no es matemática. "A partir de ahora, hay que seguir sumando, la soga está en el cuello todavía. Aprieta menos, pero la tenemos puesta. Debemos seguir creciendo", advirtió el entrenador, muy satisfecho por el esfuerzo de sus futbolistas. "Hoy hacía 30 años que el Real Zaragoza jugaba una final de la Copa del Rey. 30 años después, me veo metido en una batalla que no nos corresponde. La he vivido con más tensión que aquella final de Copa del Rey", afirmó Víctor Fernández, que calificó la victoria como "épica". "No somos capaces de hacer un partido perfecto, pero sí de ganar fuera de casa. El Huesca no se ha rendido. Todavía no logro conseguir que el trato de la pelota sea como a mí me gusta. Hoy había que defender el honor, hemos jugado con el sentimiento de defender una camiseta qu
  • Adrián Liso resuelve el crucigrama del Real Zaragoza
    Un gol es poco para mensurar todo la que ayer aportó Adrián Liso al Real Zaragoza. Sí, marcó un gol el juvenil, su primer tanto con la camiseta del equipo del león. Pero, sobre todo, desarrolló un efecto rehabilitador, multiplicador, cuando peor estaba el equipo de Víctor Fernández, totalmente a merced del Huesca desde que los altoaragoneses se adelantaron. Y ahí, en mitad del acoso local, apareció Adrián Liso para fabricarse él solito un gol que era, que fue, un tesoro. Arrancó por la banda derecha, que no es la suya, pero tras lo visto en el Alcoraz también lo es. Le derribó Loureiro, pero el galgo de El Burgo se levantó y encaró escorado a Álvaro Fernández. El Arconada de la Segunda División se comió el disparo de zurda del chaval. Pero se lo tragó porque Adrián Liso disparó, porque antes peleó un balón que no lo pelea nadie (bueno, quizá Azón...), porque donde todos se hubieran tirado para cobrarse la falta él se levantó. Se levantó y levantó a un Zaragoza seriamente tocado e
  • La caldera de El Alcoraz juega su papel en un derbi aragonés que estuvo a la altura
    Una ambientación espectacular recibió a ambos equipos sobre el césped. Un mar de bufandas azulgranas y con la cruz de San Jorge, combinadas con el himno del club a capela hicieron especial el recibimiento a los pupilos de Hidalgo. Como era de esperar, el sector en el que se ubicaban los aficionados del Real Zaragoza también se encargó de hacer cálida la salida al césped a sus jugadores con las bufandas al viento. Estaba todo perfectamente preparado para que fuera un derbi aragonés memorable. La guinda la puso el juego de luces y los paneles electrónicos de publicidad que, durante la salida de los protagonistas al terreno de juego, lucieron el escudo y la bandera de Aragón. Como ya es costumbre en cada derbi aragonés que se disputa en El Alcoraz, la afición del Real Zaragoza comenzó con vítores a animar a su equipo. Los gritos de "Zaragoza alé" se repetían en bucle desde el sector blanquillo, que estuvo acompañado virtualmente por otros tantos aficionados zaragozanos que se encontraban dispersos