Portada del periodico Menorca:
Newspaper website Sitio web





Noticias
  • En francés…. ‘s’il vous plaît’
    ¡Mon Dieu! La Isla se nos está llenando de franceses y nosotros  sin enterarnos. Y al parecer a casi nadie importa con excepción de los que les venden y cobran las fincas que compran aquellos. Siendo esos franceses gente tranquila y educada tampoco merecen demasiada atención en los medios ni el Consell ha considerado hasta ahora la posibilidad de practicar el francés para darles mejor servicio. Por eso uno quiere aportar su humilde colaboración para que esos amigos franceses, siempre bienvenidos a su Minorque, entiendan bien dónde se han metido. Pero no será en el francés ilustrado de Voltaire (que formaba parte de la Academia Francesa cuando la dominación francesa de la Isla en el XVIII), ni en el de Baudelaire y sus «Fleurs du mal» (de cuando la emigración menorquina del XIX) ni tampoco en el de ese santlluisser nacido en Algeria y que nunca pisó nuestra isla. No, seamos democráticos y abramos el francés al pueblo llano: hablémoslo como lo entiende ese pueblo. Sí, vamos a explicarles cosa
  • Un mar de plástico
    La contaminación por plásticos en el mar está tomando unas dimensiones monstruosas. Tanto como la frustración y la impotencia que alberga cualquier ciudadano de a pie cuando, en su pequeñez, ve que las circunstancias le superan, superan a la Administración competente y a las manos de los cientos de voluntarios –frente a los cuales hay que quitarse el sombrero–, que retiran la basura de otros sin recibir nada más a cambio que la satisfacción, muy efímera, de ver un palmo de arena o un rincón entre las rocas, limpios. El último encontronazo entre el Consell y la asociación Per la Mar Viva a raíz del temporal que dejó llena de residuos la costa en 2020, en especial Cavalleria, solo pone de manifiesto la magnitud de la crisis a la que nos enfrentamos, porque no es local, es otra pandemia planetaria y dependemos claramente de lo que hagan en territorios lejanos, pero unidos por ese mar cristalino que es el principal tesoro de esta comunidad. Como consumidores solo nos queda reducir al máximo los p
  • La samarreta de l’Atlético i l’art contemporani
    Fa uns mesos es va fer famós un tram del carril bici proper a l’Aeroport de Menorca. El traçat marcat amb línies corbes va ser motiu de burla, titllat de surrealista i ridícul, tenint una forta repercussió als mitjans de comunicació amb alguns titulars inflats i altisonants. Davant els canvis, tenen per costum aparèixer els guardians/es de l’ordre establert, els amants només de la trajectòria rectilínia, la de «tota la vida», persones poc adaptables a circumstàncies noves i -diguem-ho fent broma-, amb el cap quadrat. L’enginyer d’Aena tenia al davant seu un projecte en el que havia de salvar la vegetació, la paret seca i esquivar els fanals. Tant si va tirar pel dret, com si va dedicar-hi hores, va trobar una solució imaginativa i útil al problema, quant a l’estètica, cadascú en tindrà la seva opinió. Aquets dies hem pogut veure les samarretes dels clubs per a la temporada 2022-23 i ves per on, ens trobem que la del Atlético presenta un disseny que com el carril ciclista, conver
  • Menorca-Ibiza, un duelo en cuatro frentes
    Esta semana que ahora despereza abriga un acontecimiento histórico para el fútbol insular del nivel regional. Por vez primera, cuatro equipos de Menorca comparten a la vez cartel en una fase de ascenso al grupo balear de Tercera División (actualmente, el quinto nivel estatal), y también por vez primera la misma la disputarán exclusivamente contra rivales que integran el campeonato regional de Ibiza-Formentera. A partir de ahora queda archivado como un capítulo del pasado el ramillete de lustros y decenios en que el fútbol menorquín disputó su destino con equipos mallorquines para obtener el ascenso a la liga balear (salvo algunas temporadas de excepción en que el ascenso directo lo obtuvo el campeón menorquín de regional, como por ejemplo el pasado año el Mercadal). El presente y futuro inmediato cruza de modo directo los intereses de las islas menores bajo un sistema eliminatorio cuyo origen se remonta a septiembre de 2020. Durante el primer verano con la pandemia, hace ya cerca de dos años, se
  • Los ayuntamientos admiten impotencia para sancionar la venta ambulante en playas
    En muchas playas, en particular en las no urbanizadas, no hay chiringuitos, pero sí quien ofrece bebidas, incluidas las alcohólicas, y tajadas de fruta refrescante. La venta ambulante ha vuelto recién comenzada la temporada a algunas de las calas de mayor afluencia de bañistas como Macarelleta. Ni es una práctica autorizada ni tolerada, tampoco perseguida con diligencia. Los ayuntamientos admiten su impotencia por, entre otras causas, falta de medios y el complejo proceso administrativo que han de seguir para acabar con una sanción. En años pasados se ha actuado contra esta práctica, se han descubierto los zulos en los que se guardaba la mercancía y esta ha sido requisada. Sin embargo, nada impide a los vendedores repostar material y volver a la venta en las playas. Lo reconoce Maria Jesús Bagur, concejala de medio ambiente y disciplina gubernativa de Ciutadella, «es una actividad ilegal y hacemos todo lo posible por combatirla», señala, pero solo cuenta con un policía de playas y tampoco es cue