Portada del periodico Menorca:
Newspaper website Sitio web





Noticias
  • Tres fichajes de altura de Lô Esport
    El club Lô Esport informa de la incorporación de tres nuevos atletas, Adrián Calvo, Guillermo Reus y Alberto Forteza, que llegarán en enero de 2022 con el «reto de ayudar al club a llegar a la liga nacional».  El mallorquín Adrián Calvo proviene del Barça, y ha sido cuarto de España en 1500m sub20 y es vigente campeón balear absoluto de 1500m y 800m. Guillermo Reus es especialista en salto de longitud y de altura; actual campeón balear de salto de longitud, con una mejor marca de 6,92.  En altura tiene una mejor marca de 1,94m. Alberto Forteza es especialista en saltos, 9º español sub20 y subcampeón balear de triple salto. Con una mejor marca personal de 14.07. Forteza y Reus provienen del CA Siurell, de Palma de Mallorca.
  • Un error de cálculo del SEPE deja a fijos discontinuos de ‘handling’ con 80 € este mes
    Unos 4.000 trabajadores fijos discontinuos, parte de ellos de Menorca, de compañías de handling de los tres aeropuertos de Balears se han visto afectados por un error en el cálculo de sus prestaciones por parte del SEPE. Este hecho ha provocado que este mes de diciembre haya casos de empleados que han ingresado 80 euros, en lugar de los 950 euros que, aproximadamente, les corresponden. Estas Navidades serán particularmente difíciles para estos miles de trabajadores que han comprobado como el Servicio Público de Empleo Estatal ha calculado erróneamente sus prestaciones. Así lo denunciaron este martes Comisiones Obreras y UGT durante los actos convocados simultáneamente ante delegaciones del SEPE en Mallorca, Menorca yEivissa. Error reconocido Los propios sindicatos afirmaron que «el SEPE ha reconocido la interpretación errónea que se ha hecho sobre el cálculo de la prestación extraordinaria». Y que «se han comprometido a solucionarlo a la mayor brevedad». No obstante, lamentan que la subsanaci
  • No hi ha més
    Quan era jovenet em deien a casa que millor no parlar ni de política ni de religió a taula per allò d’estalviar-te discussions sobre qüestions males d’aclarir. Avui dia crec que també hi afegiria les vacunes. Suïssa ha hagut de sotmetre a referèndum la seva Llei Covid amb l’objectiu de saber si la seva població estava d’acord o no a imposar restriccions de moviment perquè les coses s’estaven posant insuportables (s’ha aprovat per un 62% de majoria), especialment quan una part de la població s’oblida, tot acollint-se a un dret individual crec que mal exercit, que si no fos per les vacunes, la de la covid i tota la resta que existeixen al món, potser no existiríem com a espècie i ja ens hauríem extingit. Aquí ens està passant el mateix i comencen a produir-se situacions difícils de pair com que, per exemple, quan t’arriba la notícia que una professora d’un centre escolar no estava vacunada i que això ha ocasionat un brot que ha obligat a confinar a tota una classe. O que una co
  • ‘El país de l’altra riba’, de Maite Salord
    La personalitat de Maite Salord és polifacètica. Ha estat fins ara una figura política menorquina i acumula un balanç força positiu a la seva motxilla. Abans d’arribar, però, a les institucions ja havia fet les seues primeres novel·les. «Mar de boira» (La Galera, 2004), «La mort de l’ànima» (Proa, 2007) i «L’alè de les cendres»(Arrela, 2014) van causar impacte en fer conèixer una veu narrativa potent dins les lletres catalanes. A pocs mesos de deixar el món atzarós dels debats polítics, apareix una nova novel·la seva, auspiciada pel premi de l’editorial Proa 2021. «El país de l’altra riba» presenta tots els ingredients temàtics per tenir una bona acollida, especialment en un públic sensible a l’actualitat lacerant: immigració, memòria històrica, autodeterminació nacional vs. colonització, delictes d’odi, amors i dols...: vida: «Ell sentia que la seva vida consistia a deixar trossos d’ànima per allà on passava». Brussel·les, França, Auschwitz, Alger, Fort de l
  • Vivir en un país ficticio
    Sean sinceros queridos lectores, ¿cuántas veces han discutido con alguien y han conseguido que la otra persona les dé la razón? Seguro que muy pocas. Y eso entendiendo discusión como un debate sano donde se intercambian opiniones y puntos de vista, donde se ponen datos encima de la mesa para contrastar con la otra persona y demostrarle que uno tiene razón, que si nos basamos en los datos objetivos lo que está diciendo el otro no tiene lógica. Y al mismo tiempo son muy pocas veces las que nos convencen de algo, tenemos una cosmovisión del mundo, fruto de nuestra mochila biográfica implícita, y solo nos gusta oír a los que nos dan la razón, y solo nos fijamos en los datos, falsos o no, que corroboran lo que nosotros pensamos. Obviamente, hay matices que no nos caben aquí, pero básicamente suele ser así. Imaginen ahora que en esa discusión usted pone datos y puntos de vista y la otra persona pone dogmas y actos de fe, pues la charlita va a ser más estéril que buscar honradez y empatía en los mi