Portada del periodico Menorca:
Newspaper website Sitio web





Noticias
  • Error de cálculo del Govern en la tasa de ocupación de la UCI
    La rápida mejora de los indicadores sanitarios en la Isla ha tenido hasta el momento un gran punto negro, la tasa de ocupación de camas de UCI por enfermos de covid-19. De hecho el resto de los siete indicadores fijados por el Ministerio de Sanidad se mueven entre los niveles de riesgo bajo o de nueva normalidad, sin embargo la ocupación de camas UCI se sitúa en un nivel 3 (alto) de alerta. No obstante, el Área de Salud de Menorca ha confirmado que no está tan alejado de los parámetros del nivel 2 como podría pensarse atendiendo a los datos que ofrece la Conselleria de Salud. No en vano, ese porcentaje de ocupación del 18,18 por ciento (el umbral del nivel 2 está por debajo del 15 por ciento), no es real ya que la Conselleria utiliza por error una capacidad de once camas, cuando en realidad deberían contarse 13, las siete de la UCI y las seis que se habilitan en la primera fase de apertura de la UCI de emergencia que se utiliza cuando se acerca la plena ocupación en la principal. Así las cosas, el
  • Zoos de millonarios
    En el último año hemos visto un montonazo de cosas que no nos podíamos esperar ni borrachos de absenta, cierto es, queridos lectores, que no estamos en 1890 y que no tenemos el don artístico de Toulose-Lautrec para pintar «Au moulin Rouge» puesto hasta las cejas del verde licor. Cada cual se fijará en el acontecimiento que considere más relevante, a mí personalmente me ha dejado flipando en colores (vivan las expresiones boomers) el hecho de que el mayor banco del país del Tío Sam, JPMorgan Chase, ya no quiera más dinero porque le salen los dólares por las orejas. Los grandes gerifaltes del monstruo bancario les han pedido a sus clientes que se lleven la pasta a otro lado, algunos expertos le llaman a esto «una crisis de liquidez, pero al revés». Si el hecho de que un banco no quiera más dinero en efectivo no les deja estupefactos, es que su capacidad de sorpresa ya no tiene límites. Así que en este contexto pandémico, de brutal crisis económica, y con trazas muy gordas de distopía, que na
  • Planeta vermell
    L’aterratge al planeta Mart de la nau «Perserverance» tot just fa una setmana, em va deixar literalment enganxat a la pantalla. L’emoció de viure en directe la seqüència de tot el que ens estava retransmetent la NASA, va ser realment fascinant i em va traslladar per uns moments al que devia suposar per a la humanitat aquell 22 d’agost de fa 52 anys, quan l’home aterrava per primera vegada a la lluna. Tenint en compte que la distància mínima fins a Mart són uns 54,6 milions de quilòmetres i ha representat sis mesos de trajecte, sembla increïble la precisió amb la que s’ha desenvolupat tota la missió, sobretot quan penso que a vegades, encara em perdo conduint per Ciutadella o per Alaior, per posar algun exemple. O per no esmentar el fet de gaudir de tot allò amb una nitidesa i claredat d’imatge perfecte, si bé a les reunions virtuals a les que ens hem acostumat tots, ni que siguin entre Maó i San Climent, moltes vegades ni sents bé el que et parla i més d’un cop, queda la imatge co
  • Els bogamarins
    Joan Margarit ha tingut (i ja en parlam en un passat recent!) la capacitat, que és essencial per a la poesia, de dir molt amb poques paraules senzilles, entenedores. Pensant en les crisis que ens escanyen (desigualtats, pandèmia, canvi climàtic, pèrdua d’identitat, violències real, estructural, sistèmica...) ve a esment un breu poema de l’autor de Casa de Misericòrdia, en què ens fa fixar la mirada en un bogamarí, com en deim a les Illes i a la Marina valenciana; una garota o garoina, com en diuen a la costa empordanesa. Així és la nostra llengua: diversa en la seua unitat. Les pues de l’eriçó de mar li fan de crosses en els seus escassos moviments; poruc de tot el que es mou a l’entorn seu i a les onades. Cerca fugir dels perills de la mar aferrant-se a una roca. Se sent, idò, protegit per sa closca d’espines o cuirassa d’agulles. Però atenció: «Dins l’armadura / sóc el meu propi presoner: la prova / de com fracassa sens risc, la vida. / A fora hi ha la llum i el cant del mar. /
  • La imprecisión de un plan de ayudas recibido con escepticismo
    El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció ayer un plan de ayudas a las empresas, pymes y autónomos por un importe de 11.000 millones de euros. El turismo, la restauración y la hostelería serán, en principio, los destinatarios preferentes de estos fondos. Poco más ha trascendido sobre esta propuesta, ya que no se han explicado los criterios de acceso, lo que genera mucho escepticismo. La ausencia de detalles hace temer de que sea un golpe de efecto del presidente Sánchez. La grave situación que afecta a miles de empresas, en especial turismo, comercio y restauración hace que cunda la desconfianza ante esta falta de precisión. Flexibilizar las líneas de créditos ICO ya abiertas no es una respuesta razonable, porque sólo las ayudas directas permitirán minimizar la devastación de estos sectores, además de numerosos autónomos. Sorprende que el Gobierno demore la adopción de medidas para corregir el desplome de la actividad económica vinculada al turismo. Pedro Sánchez ha perdido una im