Portada del periodico Heraldo de Aragon:
Newspaper website Sitio web





Noticias
  • El español Asier Martínez, sexto en la final de 110 metros vallas
    El atleta español Asier Martínez concluyó en una brillante sexta posición en la final de los 110 metros vallas de los Juegos Olímpicos de Tokio, donde saltó la sorpresa con la victoria del jamaicano Hansle Parchment. El navarro, de 21 años y en su primera final olímpica, se marcha de la capital japonesa tras dar un paso adelante, con más experiencia y habiendo minimizado en parte el daño causado por la baja casi de última hora de Orlando Ortega, subcampeón olímpico en Río de Janeiro (Brasil). Además, en el tartán del Estadio Olímpico ha ido de menos a más según avanzaban las rondas y mejorando sus prestaciones, pasando de los 13.32 con los que ganó su serie clasificatoria a los 13.22 con los que concluyó la final, su mejor marca personal, cinco centésimas mejor de la que ya había logrado en las semifinales. Martínez no salió excesivamente bien y a partir de ahí se alejó de la pelea por los metales, destinada al estadounidense Grant Holloway y los jamaicanos Hansle Parchment y Ronald Le
  • Los españoles Arévalo y Craviotto finalizan quinto y séptimo en el K1 200
    Los palistas españoles Carlos Arévalo y Saúl Craviotto finalizaron en quinta y séptima posición, respectivamente, en la final del K1 200 metros en los Juegos Olímpicos de Tokio, disputada este jueves en el canal Sea Forest de la capital japonesa. Arévalo firmó un crono de 35.391, 0.356 segundos por detrás del húngaro Sándor Tótka, que hizo un tiempo de 35.035 segundos y se colgó la medalla de oro en la prueba. Craviotto terminó séptimo con un tiempo de 35.568. La medalla de plata fue a parar al italiano Manfredi Rizza (35.080) y el bronce al británico Liam Heath, que conquistó el oro en Río 2016 en esa categoría y la plata en el K2 200m.
  • Sandra Sánchez y Kiyou Shimizu disputarán el oro en katas
    La española Sandra Sánchez y la japonesa Kiyou Shimizu, campeona y subcampeona del mundo, se disputarán la medalla de oro en katas de los Juegos de Tokio, en el estreno olímpico de ese deporte. Las notas idénticas obtenidas por Sánchez con el kata 'Papuren' y por Shimizu con el 'Chibana No Kushanku', puntuados ambos por los jueces con 27,86, las emparejaron en lucha por el título, en la tarde de este jueves en el Nippon Budokan. Previamente habían concluido primeras de los grupos A y B de la ronda de clasificación, aunque en esa fase la nipona siempre con mejores notas que la karateca talaverana. La turca Dilara Bozan y la hongkonesa Lau Mo disputarán uno de los bronces y la estadounidense Sakura Kokumai y la italiana Vivina Bottaro, el otro. Fue el Nippon Budokan, el santuario de las artes marciales donde en los Juegos de Tokio 1964 hizo su estreno olímpico el judo, el escenario en el que hoy debutó el kárate. Sandra Sánchez terminó la primera ronda de clasificación en cabeza del grupo A, con 2
  • Carmen Escriche y la férrea tridimensión de Rillo
    Carmen Escriche Balfagón es rillana de toda la vida. Trabaja como profesora de volumen e ilustración en la Escuela de Arte de Teruel, la capital de su provincia natal, después de trabajar en el instituto Lázaro Carreter de Utrillas durante siete años. Ama su trabajo y se siente muy libre ejerciéndolo; el amor al arte (literal) le viene no obstante de mucho antes, de su niñez en Rillo. "Viví aquí en el pueblo hasta los 14 años, y ya sabréis que el mundo del pueblo es muy salvaje, se goza mucho a esa edad; estás todo el día en la calle, explorando… he vivido en Barcelona, en Valencia, ahora en Teruel, pero Rillo es mi imán; será desértico, pero es mi pueblo y me encanta. La infancia aquí fue un tesoro, y de hecho ha influido en mi vocación. También en mi modo de relacionarme con las personas, aquí me siento a tomar algo con el que esté y todo va a funcionar bien". "Mi padre trabajaba en las minas de aquí y cuando las cerraron nos fuimos al Bajo Aragón, porque el trabajo pasó a estar en Ar
  • Tres atractivos libros de Juan Malpartida, Daisy Dunn y Fernando Clemot
    LA VICTORIA DE MONTAIGNE “La cosa más importante del mundo es saber ser uno mismo” se dice en la contracubierta. La cita inicial de George Steiner reza así: “Cuando estoy cara a cara con alguien siempre me pregunto: ¿qué vivencias ha tenido esta persona? ¿Cuál ha sido su victoria, o su gran derrota?”. Entre las dos citas queda todo el calado de 'Mi vecino Montaigne', la obra del poeta, ensayista y crítico malagueño Juan Malpartida. Libro hecho pura voluntad de conocimiento y de reconocimiento, de diálogo consigo mismo, con el lector, con los personajes que introduce y con el poso que le deja semejante viaje. Precisa elección hace Juan Malpartida porque al enfocar a Michel de Montaigne, abraza, además de al filósofo y ensayista francés, al humanismo amable que no se cansa de pensar y dar luz al resto. El ensayo recrea la convulsa época del siglo XVI entrelazando diálogos explícitos o implícitos con Marc Fumaroli, Ortega y Gasset, Azorín y otros más con los que construye esta obra sobre