Portada del periodico Heraldo de Aragon:
Newspaper website Sitio web





Noticias
  • Los viejos y los niños
    Se ha repetido durante el confinamiento que de esta crisis saldremos mejores, seremos más solidarios y estaremos atentos a las urgencias de los débiles porque hemos cambiado nuestros valores y nuestra manera de entenderlo todo. Y siento decir que no comparto estos augurios. Solo seremos mejores si somos capaces de atender las necesidades de dos colectivos a los que, en las últimas cuatro o cinco décadas, hemos tenido abandonados: la infancia y las personas mayores. Quizá este tiempo nos ha permitido descubrir que somos injustos con nuestros mayores, que hemos de invertir mucho más en sus cuidados, que no podemos recogerlos en residencias y hacerles una visita semanal, que un abuelo no molesta nunca en nuestra casa. Muchos de nosotros hemos descubierto durante estos días a nuestros propios hijos, esos a los que llevábamos tanto rato a las escuelas. Los dejábamos allí a las ocho de la mañana y los recogíamos a las seis de la tarde, después de que hicieran todo tipo de actividades: esgrima, expresión
  • Complicado, como echar de menos
    Tuvo que pararse el mundo para que echáramos en falta el parón del café a media mañana, la tranquilidad de una terraza semivacía a una hora en la que la gente, pongamos, se está echando la siesta, o para que aprendiéramos a valorar la innegociable ducha matutina antes de coger el coche, el autobús, la bici de camino al trabajo. Tuvo que pararse el mundo para que comprendiéramos que teníamos suerte de tener un lugar adonde ir, una casa a la que regresar, una familia a la que abrazar esos días en los que necesitas que alguien te quiera abrazar. Porque también podría ser que nadie nos quisiera abrazar. Tuvieron que cerrarse los gimnasios, los clubes deportivos, las piscinas cubiertas, para que echáramos en falta la complicidad que dejamos atrás en una brazada, en un triple o en un gol, en una serie mal hecha o en la mano cómplice de ese amigo de gimnasio que te ayuda a levantar una mancuerna un día que te da por motivarte y llevar al límite a tu cuerpo. Tuvieron que cerrarse los cines o las salas
  • Un tercio de los pacientes oncológicos ha sufrido ansiedad y depresión durante el confinamiento
    La crisis sanitaria motivada por el coronavirus no ha resultado positiva, evidentemente, para ningún sector de la población. Pero sus efectos económico-laboral, sanitario, psicológico y científico están siendo especialmente graves en aquellos grupos ya de por sí vulnerables. Esta es la alerta que lanza la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) a la vista de los resultados del estudio ‘Malestar psicológico en pacientes de cáncer durante el confinamiento del covid-19’. Entre otras conclusiones, la organización destaca que un tercio de los pacientes oncológicos ha desarrollado ansiedad y depresión como consecuencia del confinamiento. Además, el informe critica los “posibles aplazamientos en los tratamientos, retrasos en las pruebas y la paralización del país”, están provocando “una emergencia en cáncer de la que la AECC alerta para estar preparados y hacerle frente”. La asociación hace un llamamiento al Gobierno central ha hecho este llamamiento y presentado el primer informe q
  • No politizar la justicia
    La sesión de Control al Gobierno se centró ayer en Fernando Grande-Marlaska, al que PP, Vox y Cs le exigieron su dimisión por el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos. El ministro del Interior ha cometido graves errores de injerencia y prepotencia, tensando de forma totalmente inoportuna las relaciones del Ejecutivo con la Guardia Civil. Además, no tiene sentido, y menos en estos momentos, utilizar los tribunales para hacer política. A la juez instructora le compete dictaminar sobre la relevancia judicial del informe de la Benemérita y de otras pruebas a su alcance. A los partidos parlamentarios les corresponde no politizar la justicia y centrarse en los problemas sanitarios y económicos que acechan al país. La Abogacía del Estado acusa a la juez Carmen Rodríguez-Medel de haber abierto una «causa general» contra el Ejecutivo por investigar si el delegado del Gobierno en Madrid cometió un delito de prevaricación al autorizar la convocatoria de la manifestación del 8-M en plena expansión del c
  • Traficantes y bellacos
    Tarde o temprano el Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Manuel Iglesias caerá. En una democracia es lo normal. Dejarán de ostentar el poder y de controlar los mecanismos del Estado. Y en este punto conviene recalcar la distinción. El gobierno no es ni debe ser el Estado. No es baladí, pues son dos asuntos distintos que pueden confundirse y llevar a un sistema social a la catástrofe. Es decir, podemos terminar en una dictadura, una autocracia o algo peor y eso no nos interesa. Si se confunden gobierno y Estado, no vamos por buen camino. El Estado somos todos, como nos recuerda la Agencia Tributaria cada vez que llegan estas fechas. El Estado es una institución construida socialmente, resultado de la historia y de las condiciones de posibilidad de cada sociedad. Al nuestro, a este Estado, lo describimos como "social y democrático de derecho", construido así desde 1978. Ahí cedemos una parte de nuestra libertad, de nuestra capacidad de ejercer la violencia de manera individual, para que la controle y nos ga