Previous
Portada del periodico ABC:
Newspaper website Sitio web





Noticias
  • Nadal: «No estaba preparado para ganar hoy»
    En su regreso a las canchas tras seis semanas de baja, Nadal admitió su falta de preparación en la derrota ante el croata Borna Coric (número 152 de la ATP), pero recalcó que «lo principal es estar sano». El número tres mundial, quien se retiró antes de las semifinales de Wimbledon por una lesión abdominal, cuenta ahora con menos de dos semanas para preparar el Abierto de Estados Unidos, donde aspira a ampliar su liderato en triunfos de Grand Slam (22) respecto a Novak Djokovic (21) y Roger Federer (20). «Es difícil pensar ahora en las cosas positivas. Necesito mejorar, practicar, devolver mejor. Necesito días, esa es la verdad. Tuve mis oportunidades al principio, tuve dos importantes pelotas de set que jugué muy mal en golpes más o menos fáciles. Cuando vuelves de una lesión, si ganas el primer partido las cosas mejoran. Pero no fue así hoy. Es obvio que no estaba preparado para ganar el partido de hoy y hay que reconocer a Borna, que jugó de forma muy valiente. Pierdes y avanzas, ya conozco e
  • Días de infamia
    Tuve mi primera noticia sobre el aprovechamiento político del atentado de Las Ramblas cuando, al día siguiente, me planté en Canaletas con la idea de bajar hasta el mosaico de Miró. En los puntos donde había caído cada víctima se arremolinaban colecciones heteróclitas de tributos: juguetes, flores, notas, cartones con dibujos. En un vía crucis descendente donde cada estación era la muerte, me fui deteniendo ante los altares improvisados siguiendo al gentío. Al poco fui increpado por uno de esos fanáticos descerebrados tan habituales en Barcelona. No me refiero a los terroristas de baja intensidad con pasamontañas, sino a los jubilados enloquecidos y conspiranoicos, un segmento activado en su día por Artur Mas y sus marchas de masas uniformadas. Un par de voces se sumaron al patán. Como es natural, cargué el incidente a la inevitable cuenta de la política profesional. Sin embargo, no era el momento. –¡Precisamente hoy y aquí, qué bonito!–, afeé al orate principal. –Això és culpa vostra
  • Estampas de la sequía
    Se deshiela la piel de los olivos y la tierra se arruga. Se derraman las cumbres, los pájaros se embalsaman con píos asfixiantes, los cultivos agonizan en ocre. Los festivos de los pueblos son a secas y maman las fieras en los regatos. Se inflaman los riscos del arroyo. Rogativos, los fieles a las vírgenes reclaman una leve tormenta en procesión extraordinaria. Los melones cortan sus tajadas de muerte y el pantano descubre casas viejas. Aluvión de garrafas: la lluvia de verano. Las acequias van mudas, las albercas recogen lágrimas del temporal de barro como pañuelos de sal y el moho y la verdina de las cercas yacen. Los toros huyen si te acercas, los arqueólogos buscan el trigal que antaño daba pan y el humedal es un trampantojo de garzas tercas. El agua exiliada nos escarmienta en los grifos que otrora, exuberantes, nos daban sin pedir. Y ahora la cuenta de los ajos enterrados sin nacer no sale: el río baja seco y antes era torrencial. Ay, agua de ayer. El baldeo del patio, las macetas regadas, las tom
  • La manipulación continúa
    Aquel sábado 26 de agosto de 2017 una vecina de mi pueblo de Girona y yo viajamos juntas a Barcelona para sumarnos a la marcha de repulsa contra el inhumano atentado de La Rambla y Cambrils y solidarizarnos con las victimas. Mi vecina, abiertamente independentista, yo, irreductiblemente constitucionalista. Los directores de la maquiavélica maquinaria nacionalista, desde las desleales instituciones y sus resortes en la sociedad civil, vieron en el atentado la oportunidad para desestabilizar, ahondar en la división y para señalar a España y a las instituciones del Estado como culpables de todas las conspiraciones imaginables. Sin pudor mostraron su obscena manipulación de los hechos, los sentimientos y las personas. Si en aquellas trágicas circunstancias los partidos nacionalistas actuaron con total desprecio por las victimas y los derechos de las personas, y vista su deriva a peor, ¿nos puede sorprender que cinco años después sus máximos representantes actúen con la misma desvergüenza? ¿Qué se boico
  • Más deuda pública y menos empleo, el otoño será duro
    La deuda pública volvió a batir su récord histórico al acumular casi 50.000 millones de euros más en los seis primeros meses del año. El problema sigue ahí, amenazando la solvencia de las finanzas del Estado, si bien hay que anotar que el ritmo de crecimiento ha descendido, aunque la cifra sigue siendo mareante. A junio de 2022 España debía 1,47 billones de euros, un 3,6 por ciento más que al final del año 2021. En las subastas, el Tesoro ha tenido que volver a pagar en todas las emisiones de deuda, por primera vez desde 2014. Es imprescindible, por tanto, que el Gobierno se replantee hacer un esfuerzo perseverante en el ahorro, sobre todo cuando las previsiones de crecimiento económico no responden a las optimistas previsiones (aunque ya reconoce que no son tan halagüeñas) que el Ejecutivo se ha creado, anunciando un crecimiento histórico del techo de gasto para los próximos Presupuestos, seguramente acuciado por las citas electorales del año próximo y su mala posición en las encuestas. El 'pi