Portada del periodico Menorca:
Newspaper website Sitio web





Noticias
  • Que en este banco de Sa Plaça ...
    QUE en este banco de Sa Plaça del mercado de Ciutadella, la plaza de la Libertad, esté rodeado de patinetes y bicicletas, pero que quien lo ocupa sea un perrito de peluche, porque quizás su dueño lo ha dejado mientras acompaña a sus padres en la compra en la pescadería, aprendiendo que los animales no pueden entrar en los establecimientos comerciales. QUE durante el año pasado el Ibavi ingresara 882.523 euros con las fianzas depositadas por los propietarios que alquilaron una vivienda en la Isla, casi 10 millones en el conjunto de Balears. QUE World Wildlife Fund (WWF) invite a utilizar papel de periódico para envolver los regalos de Navidad, una iniciativa por el bien del planeta y parar valorar el papel de los periódicos. QUE Autoritat Portuaria sacara inicialmente a subasta el barco «Aris Tima» por 580.000 euros y finalmente se haya vendido por 153, tras siete años abandonado en el puerto de Maó.
  • Dinero menorquín para catalunya
    En el último ejercicio el Consell de Menorca ha destinado 12.000 euros de su presupuesto a dos entidades puramente catalanas y catalanistas. Ha sido esta la decisión adoptada por la conselleria de Cultura que dirige Miquel Àngel Maria, de Més per Menorca, al entender que se trata de iniciativas trascendentes para la Isla. Una de las generosamente beneficiadas es la Plataforma per la Llengua, autodenominada la ONG del catalán, para la unidad lingüística extendida en todo el dominio de la lengua catalana, su defensa y promoción como herramienta de cohesión social. En relación a Menorca y Balears, la Plataforma pugna «contra campañas difamatorias que transmiten la idea de que el catalán no es lo mismo que el mallorquín o el menorquín», explicó a este diario su coordinador de proyectos, Marcel Girbau. Esta entidad ingresó 9.000 euros del erario menorquín para tres iniciativas, o lo que es lo mismo, el 23 por ciento de la partida destinada por la institución insular al fomento del uso del catal
  • Dos hoteles de Thomas Cook en Menorca pasan a un grupo nórdico
    El grupo nórdico Ving ha adquirido dos hoteles en Menorca que gestionaba directamente Thomas Cook y que tras la quiebra del gigante turístico vieron como su futuro quedaba en el aire. Se trata de los hoteles Cala en Bosc y Los Delfines, según asegura la cadena hotelera en un comunicado. El grupo Ving ha anunciado la compra de la compañía hotelera española AROE -Airtours Resort Ownership España- incluyendo RMHI y Movables, que opera 12 hoteles con más de 2.194 habitaciones y 1.700 empleados en Mallorca, Menorca y Canarias. Y entre esta docena de complejos, se incluyen los dos citados anteriormente en Menorca, otros seis en Mallorca y cuatro en Canarias. El grupo apunta que cinco de los hoteles ya estaban entre los más populares entre los clientes del Grupo Ving. Y ahora pasan a ser propiedad de la compañía. Además, los hoteles se habían asegurado para el próximo verano para los clientes nórdicos pese a la quiebra de Thomas Cook. No obstante, su compra permitirá que permanezcan dentro del Grupo
  • Feina ben feta
    Les lliçons rebudes de petits, no s’obliden. Record una professora que ens demanava si la mare ens llençava el dinar al plat de qualsevol manera, o bé ens hi col·locava la carn, l’amanida, les patates, creant tot un cercle de creativitat que recreava ulls i boca. Amb les llibretes i els exercicis, amb els treballs escolars, s’havia d’aconseguir el mateix efecte. O mon pare, que sempre deia que les coses es poden fer de dues maneres: bé o malament. No puc evitar el sentiment egoista d’haver-la assumit com a pròpia. Perquè si ens errem, no hi ha cap dificultat per esmenar-nos i solucionar les coses, però si ja les plantegem al màxim de bé des de l’inici, el plaer és indescriptible. No marejaré més la perdiu, perquè vull denunciar que no hi veig gaires intencions en les ciutats. Quan passejo, em trobo voreres desfetes, rajoles que borinen, faroles en mal estat, però que les obres o petis arranjaments ja no es presentin com toca m’omple de tristesa. La zona on visc sembla un camp de f
  • El futur nostre de cada dia
    (A Gonçal LL. Pons i Moll) El que més et sorprendrà és el silenci. Silenci ben curiós a un país de cridaners. Un silenci com de temps aturat t’acompanyarà des que entres. Just flota el lleu i monòton murmuri d’un aparell de televisió. Televisió davant la qual, mig endormiscats, uns soferts espectadors semblen esperar únicament que arribi l’hora del sopar. Un sol tímid de tardor entrant pels grans finestrals que donen al jardí atrau la mirada un poc melancòlica d’altres persones que seuen a les butaques de l’ample saló. No fan res; miren. Uns quants juguen una quotidiana partideta de dominó i ni mitja dotzena fullegen una revista o tenen un llibre a les mans. Parlen poc: ja s’ho han dit tot... i més d’una vegada. És un fosquet com tants d’altres de la residència de gent gran. Aquesta casa comuna on viuen junts un bon grup d’éssers humans –alguns de bon grat, d’altres per força–, és un poc barreja de monestir i quarter. Horaris fixats, menús establerts, regles i ri