Portada del periodico Menorca:
Newspaper website Sitio web





Noticias
  • L’unicorn
    L’altre dia vaig cometre l’error de comprar-li a la meva filla un peluix que repeteix tot el que li dius. Jo no sé si està dotat d’intel·ligència artificial però l’artefacte, que el vaig escollir amb forma d’unicorn blanc, reprodueix paraula per paraula el que acaba de sentir. Tot d’una em va fer gràcia i vaig pensar que ella estaria encantada, però no saben com resulta de pesat que vagi repetint-se com un lloro. Funciona amb tres piles i tant la seva mare com jo, estem desitjant que s’esgotin al més aviat possible perquè no hi ha qui s’atreveixi a prendre-li la nova joguina de les seves mans, que per altra banda, custodia nit i dia. L’unicorn m’ha fet recordar que les coses que es diuen tantes vegades, acaben per no escoltar-se, ja ho sabem. Ens avisen cada vegada que apaguem el telèfon mòbil quan el concert o l’obra de teatre està a punt de començar i sempre acaba per sonar-ne més d’un. Ens han explicat fins a l’avorriment que els intermitents serveixen per indicar la
  • Passant el sedàs
    L’estiu s’ha ensenyorit de cossos i ànimes, i passat pel 18 de juliol, no puc estar-me –encara!- de pensar en els successos terribles de l’estiu de 1936 (i dels que els seguiren) en aquest bocí nostre del mapamundi. Les generacions de la postguerra espanyola vam esser marcades al foc de la fornal adoctrinadora: l’escola, sí, però també un clima social ofegós, on la llibertat dels bons (vencedors) suposava la censura absoluta dels dolents (vençuts). D’aquest maniqueisme, només se’n pot sortir llegint, reflexionant, o sigui, analitzant amb detall, críticament, documents i relats d’uns fets incontrovertibles, però sotmesos a interpretacions diverses. La feina dels historiadors deu ser, si no vaig errat, aquesta. Vulgarment, en diríem «passar el sedàs», destriant el gra de la palla, als qui en assumptes de la guerra més incivil, la fratricida, ens voldrien –encara avui!- donar-nos figues per llanternes. 2 Hi ha qui pot pensar que la guerra de 1936 no va finalitzar fins al procés co
  • Me caes mal
    El ambiente está muy eléctrico queridos lectores, y ya saben que en cuanto hablamos de electricidad la cosa nos sale por un ojo de la cara. El calor, las aglomeraciones, y el descontrol del bicho no ayudan a ir por la vida silbando tranquilamente. Hay que ir con mucho cuidado porque la cosa está más tensa que las cuerdas vocales de un cantaor de jondo. En este ambiente de alta tensión cualquier chispita la va a liar muy parda, y algunos ya se frotan las manos porque en la violencia y en el caos es donde ellos tienen todas las de ganar, prometiendo seguridad y recuperación de las ruinas, que ellos mismos han contribuido a crear. Van a por todas para alcanzar el poder que les permita a los suyos seguir haciendo negocio, pero lo envuelven todo en banderas, tradiciones rancias y apelando al orgullo del hombre blanco y hetero, al que le han creado enemigos fantasmas por todas partes. Ojito, no por previsibles dejan de ser peligrosos, y sé que es muy difícil combatirlos, se mueven de maravilla en el fango y
  • Ashome afirma que el interés por ser ‘hotel covid’ es nulo
    El presidente de la Asociación Hotelera de Menorca, Luis Casals, explicó ayer en un comunicado que el interés de las empresas turísticas de la Isla por el contrato de un ‘hotel covid’ es nulo. Tanto es así que solo la insistencia de la patronal hizo el año pasado que Set Hotels prestara este servicio a la Conselleria de Salud. Casals sale así al paso de cualquier especulación o duda ante el hecho que los dos ‘hoteles covid’ sean de Set Hotels. Narra como, ante la necesidad de un ‘hotel covid’ el verano pasado, Ashome informó a sus asociados de las condiciones que planteaba Salud, una oferta «que no generó la respuesta esperada». A ningún empresario le interesó.Ante esta situación Ashome se dirigió «al único grupo hotelero que, por número de establecimientos, ‘podía prescindir’ de uno», con el argumento de que era una herramienta importante para el sector turístico insular. Al final, el alojamiento contratado fue Sa Mirada de Set Hotels. Luis Casals explica que esta fue «u
  • Los expertos apuestan por imponer restricciones a los no vacunados para llegar al 90 por ciento
    La variante delta de la covid-19 ha cambiado las reglas del juego en medio de este interminable partido en que se ha convertido la pandemia. Hasta la expansión de esta cepa, mucho más contagiosa, los epidemiólogos situaban la famosa inmunidad de grupo con la que dar por controlada la pandemia en el 70 por ciento de la población diana, un porcentaje que a las puertas del mes de agosto no se ha conseguido. Ahora, vistas las altas tasas de transmisibilidad de la nueva variante del virus, los expertos coinciden en que el porcentaje debería incluso superar el 90 por ciento, algo que consideran que muy difícilmente se podrá alcanzar si no se decide tomar medidas restrictivas que empujen a los no vacunados a vencer sus reticencias y pedir cita. Actualmente el número de menorquines que ya están vacunados con la pauta completa es considerablemente elevado, el 63,5 por ciento de los mayores de doce años, el problema es que en las últimas semanas se está detectando un notable descenso en el ritmo de vacunació