Previous
Portada del periodico ABC:
Newspaper website Sitio web





Noticias
  • Gracias, plomeros
    De origen colombiano, Manuel repara una avería en el suministro de agua cerca del Hospital de la Paz, en Madrid.
  • Casañ: «La autoridad sanitaria ha ido a remolque y nuestro trabajo no ha sido suficiente»
    Albacete, conocida como «la Nueva York de la Mancha» (173.000 habitantes), es una ciudad devastada por el virus. Su alcalde, Vicente Casañ (Albacete, 1985), de Ciudadanos, lleva casi un año al frente del ayuntamiento y así será hasta junio de 2021, cuando le deberá pasar el testigo a Emilio Sáez, debido al acuerdo de gobernabilidad alcanzado con el PSOE. Al actual regidor albaceteño le ha tocado lidiar con el Covid-19, que pone estos días en aprietos serios a hospitales como el de la ciudad. ¿Cómo se encuentra ante esta difícil situación? Estamos en unas cifras muy abultadas en lo que se refiere al número de contagios y también de fallecimientos. Estoy apenado, triste y preocupado por que muchos paisanos estén perdiendo la vida durante la pandemia, pero también estoy contento por la respuesta que está dando el ayuntamiento desde hace ya muchos días. Nos hemos adelantado porque los alcaldes somos los primeros, pero a la vez el último eslabón de la cadena administrativa y trabajamos con m
  • Justo juez
    Al español, históricamente, eso de la libertad siempre le ha parecido lo que a Pablemos el teatro: «Una mariconada». El 78 otorgó al español todas las libertades menos la de elegir a sus gobernantes. Pero las libertades otorgadas (no conquistadas), igual que te las dan, te las quitan. Basta con que el mando firme un papel de barba. Lo llaman «Estado de Derecho», o Derecho que despacha el Estado que nos ha traído esta dictadura de Sánchez, apoteosis de una calabaza con la que en un Halloween vírico los comunistas juegan a truco o trato mientras la Nación vuelve a los tronchos de coles. -Justo y Divino Juez, oye mis súplicas, atiende a mis ruegos, escucha mis peticiones y dales favorable despacho... Ver Más
  • Una vez recogidos, alguien dijo...
    Hasta que ha llegado lo impensable y el cine apocalíptico se ha convertido en realismo sucio, lo de confinarse por la peste me parecía una idea más que sugerente. Es por la dolencia literaria. ¡Encerrarse en las afueras de Florencia con siete mujeres -y bueno, un par de tíos más- para contarse cuentos subidos de tono! ¿Dónde hay que firmar? Disculpen, no está en nuestro repertorio emocional, que viene de serie, sufrir mucho por los muertos implícitos de la terrible pandemia del siglo XIV que justifica el planteamiento del Decamerón. Creo que fue Borges, pero ya no sé, quien subraya en algún pasaje lo poco que nos afectan los padecimientos de los habitantes de la arrasada Cartago. El siglo II antes... Ver Más
  • Después del huracán
    Está de moda fantasear sobre cómo quedará el mundo tras la crisis que nos ha caído encima. O las crisis, pues son dos: la sanitaria, que se está llevando gente como el viento hojas en otoño, y la económica, que va a dejarnos tiesos como postes de la luz. Habiendo, como siempre, dos escuelas: la optimista, que asegura habremos aprendido a valorar mejor cosas y personas, desde las amistades al simple salir a dar un paseo, por lo que el mundo mejorará, y la pesimista, convencida de que los años de vacas flaca sólo han empezado, ya porque la pandemia resurja el próximo otoño, ya por los efectos de que la aún tronante aumenten la desconfianza, el egoísmo y la... Ver Más