Previous
Portada del periodico ABC:
Newspaper website Sitio web




Recognized text:
MADRID 160 euros Afño CXV | Número 37.512
12 SEPTIEMBRE 2018 Miercoles
ABC.es
Carmen Montón, ayer en
la sede del Ministerio de
Sanidad en el momento
e anunclar su dimisión
SANCHEZ
VUELVE A
RECTIFICAR
Y DEJA CAER
A MONTON
1700 h El presidente: «Está
haciendo un trabajo extraordinario
y lo va a seguir haciendo»
En cuatro horas se acumulan
las pruebas de plagios
y manipulaciones de su máster
y aumenta la presión de cargos
el PSOE y del Gobierno
2100 h La ministra de Sanidad
«He sentido siempre su apoyo
Para que mi situación no influya
le he presentado mi dimisión»
21.41h El presidente
«Tu decisión, valiente, te honra»
Editorial y páginas 16 a 19]
Especialistas en
Seguros de Construcción
MILLENNTUM
www.omsuscripcion.com
900 300 331

Noticias
  • Mario Vargas Llosa pedía a Isabel Preysler que le arropase cada noche y que le diese un beso con la luz apagada
    Poco después de comenzar su noviazgo con Isabel Preysler , Mario Vargas Llosa dejó atrás su pasado y se mudó a Puerta de Hierro. Fue allí de comenzó una lujosa rutina , desconocida por muchos, que contaba con un mayordomo, que le preparaba la ropa cada vez que salía e incluso le ayudaba a vestirse. Su rutina del día a día era inalterable y comenzaba temprano, entre las 5 y las 7 de la madrugada, cuando se despertaba para escribir. Más tarde, volvía a subir a la habitación para enfundarse el chándal y salir a caminar por los alrededores de la urbanización y llegaba casi al club Puerta de Hierro. Cuando regresaba del paseo, se sentaba a desayunar -la cocinera, una de toda la vida, conocía sus gustos a la perfección- un café con leche, un gran bol de muesli con leche y miel y un vaso de zumo de naranja recién exprimida. También papaya, su fruta favorita. OTRAS NOTICIAS FOTOMATÓN Paris Hilton, de discotequera a mamá Ángel Antonio Herrera LO QUE ME APETECE La batalla entre Shakira y Piqué Josemi
  • El kit de belleza y la obsesión por el peso de Mario Vargas Llosa
    En 'Los vientos', Mario Vargas Llosa , retrata a anciano que expresa algunos de sus anhelos e inquietudes dichas reflexiones se interpretaron como humillaciones hacia la familia Preysler . En concreto hacia Isabel y su hija, Tamara Falcó . A las que, según algunos, deja como frívolas, obsesionadas por la estética. « Nuestro cuerpo es sagrado y hay que cuidarlo. Para ellos, en verdad, lo sagrado son las perfumerías y las farmacias. Me preguntaron si no me había echado algo para el sol y como les dije que no, que nunca usaba cremas protectoras, se escandalizaron. Me confesaron que todo el dinerito que ganan con trabajos eventuales y las pensiones que recibían por el mero hecho de existir, los invertían en comprarse pastillas, lociones, tónicos, todo aquello que impide el deterioro de la piel, los ojos, los dientes », relata el escritor. Curiosamente en cuanto Mario se instaló en Villa Preysler pronto adoptó una lujosa rutina que a muchos sorprende tras conocerse. A Mario le atendía un mayordomo, que l
  • Isabel Presyler quiso romper con Vargas Llosa, hace dos años, pero le dio pena por su avanzada edad
    Sonaban campanadas de boda. Han sido innumerables las ocasiones en las que la prensa del corazón ha fantaseado con Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa dándose el 'sí, quiero'. Aunque fruto de su experiencia, la madre de Tamara Falcó no cedió ante los intentos del Nobel por contraer matrimonio. «Estamos muy bien como estamos, para qué vamos a estropearlo», llegó a explicar a los periodistas que le preguntaban recurrentemente sobre esta cuestión. Palabras con las que hacía parecer que era una decisión consensuada por los dos cuando en verdad era ella la que no estaba por la labor. El escritor buscó resolver su divorcio de Patricia Llosa con la mayor brevedad posible. Tanto que accedió a las pretensiones de su exmujer, quién antepuso la fortuna a esos sentimientos que decía sentir por su entonces marido. Después hubo que buscar un papel en Perú que le costó la gestión de dos personas cercanas pero al que al final logró. No obstante, Preysler no quería dar un paso más en su relación y afianza
  • Villa Preysler, un castillo de cuento del que reniega Vargas Llosa
    El 15 de diciembre de 2020 Mario Vargas Llosa terminó de escribir 'Los vientos', un cuento en el que retrata un Madrid imaginario en el que el personaje ya anciano expresa algunos de sus anhelos e inquietudes y detalla aspectos escatológicos íntimos poco elegantes y que llegan a ser desagradables para el lector. Ya que algunos se empeñan en decir que el cuento está plagado de realidades, deberíamos preguntarnos si estos forman parte también de la vida real del escritor. Esta obra fue publicada en la revista literaria 'Letras libres' en octubre de 2021, y pasó desapercibida para el público en general. El 28 de diciembre, con el anuncio oficial en la revista '¡Hola!' de la ruptura de Isabel Preysler con el escritor tras ocho años de convivencia, algunos lo utilizaron como la piedra roseta para decodificar los pensamientos del Nobel, hasta ahora indescifrable en su extensa obra literaria, en la que como suelen hacer los escritores se toman la licencia de mezclar vivencias personales y ficcionarlas hasta h
  • La crisis institucional del Perú
    En cada elección que se convoca en Perú desde 2006 se oye la misma letanía: «El mal menor, hay que votar por el mal menor». Y en efecto, fueron tres comicios a los que se llegó como a la cornisa de un abismo, con el corazón hinchado de adrenalina, hasta que en el cuarto la sociedad se dividió y polarizó a cuenta de dos candidaturas poco dignas de confianza, la de Pedro Castillo y la de Keiko Fujimori. La vida pública peruana arrastraba terribles vicios desde hacía mucho. Alan García había acabado sus días pegándose un tiro para no ir a la cárcel, y todos los presidentes que desde 1990 pasaron por la Casa de Pizarro, menos los interinos Valentín Paniagua y Francisco Sagasti, estaban imputados o detenidos por actos de corrupción o rupturas constitucionales. El sistema había soportado todas, hasta que un nuevo desbarajuste detonó un estallido social con muertos en las calles. Estos hechos son la consecuencia de un paulatino proceso de desmoronamiento que inició con el autogolpe de Alberto Fujimo