Next
Portada del periodico La Opinión de Tenerife:
Newspaper website Sitio web




Recognized text:
La Opinión
DIRECTOR: JOAQUÍN CATALÁN | AÑO XIX | N.º 6822 |

CULTURAS | P. 25-32

Los celos, la envidia
y el arrepentimiento
según Pierre Bost

Culturas
La Opinión de Tenerife

suplemento
de cultura
número

388
sábado, 14 de julio de 2018

■ biografía del poeta carlos edmundo de ory (2y3)
■ dos guías repletas de rock and roll (4y5)
■ ‘la saga jurásica’, un ensayo de jorge fonte (6y7)

Paisaje con
Pierre Bost
Un domingo en el campo encierra
una dulce y a la vez amarga crónica
familiar sobre los celos, la vida
y el arrepentimiento
LUIS M. ALONSO

El otro día era domingo, un domingo soleado, y me imaginé en
Saint-Ange-des-Bois en medio de
un paisaje pintado por Renoir. ¿O
era Monet? Allí estaba el caballete del artista reservado a fundir
los rayos del sol en la paleta e iluminar aún más el campo. Luego,
el jardín, con el cenador, donde la
familia toma el té. Monsieur Ladmiral, con 73 años, se lamenta de
haber envejecido tan pronto. O
tan tarde. Es un pintor que acaba
de retirarse a un lugar, Saint-Ange,
algo apartado de París. Eligió el
clasicismo a costa de renunciar a
las revoluciones artísticas de finales del XIX e inicios del XX: el impresionismo, el cubismo, etcétera.
No le cuesta arrepentirse de ello,
pero también es capaz de entender que hizo lo debido.
Envejece tan deprisa que cada
vez le toma más tiempo, los domingos, llegar a la estación para
recibir a su hijo y a la familia. La
visita se ha convertido en un ritual. Gonzague viene acompañado de su esposa, Marie-Thérèse, y
los dos niños. Representan el deber filial, la comodidad pequeño
burguesa y los viejos principios
morales. En realidad, todo resulta
anticuado en Un domingo en el
campo, la admirable novelita de
Pierre Bost. Simple, hermosa, con
un encanto proustiano, algo trasnochado, que sirve para ocultar
de la manera más amable posible
una amarga y a la vez dulce crónica familiar. Por ella transitan las
virtudes escondidas de la nuera
de la que jamás acertó a comprender por qué su hijo la había elegido como esposa, salvo por el hecho de que “todo el mundo se casa, igual que todo el mundo nace y
muere”, y la mirada burlona de los
nietos sobre sus padres. Pero ese
domingo, precisamente, el día se
pondrá patas arriba con la llegada

inesperada de Irene, la hija menor, la mujer liberada, que colecciona amantes en París. Encarna
el azar, la casualidad, pero también es una inyección de vida.
Bost elige a su personaje, el señor
Ladmiral, para burlarse de los
mezquinos pequeño burgueses y
sus malditos convencionalismos.
Son dignos representantes de un
viejo mundo, pero él tampoco ha
sabido cómo domar la modernidad. El autor capta con gran precisión los pequeños sentimientos
que afloran en sus personajes: los
celos familiares, el arrepentimiento y los resentimientos que va dejando la vida a su paso. Ladmiral
no sólo es un pintor de paisajes,
dibuja también las almas.
Pierre Bost, fallecido en 1975,
fue uno de los guionistas de cine
franceses más famosos entre los
años 50 y 60 del pasado siglo, a él
se deben películas tan célebres como El diablo en el cuerpo, Juegos
prohibidos o ¿Arde París? Siempre junto a Jean Aurenche. En la
década de los 70 ambos trabajaron con Bertrand Tavernier, que
filmó una versión cinematográfica
de Un domingo en el campo.
La atmósfera ronroneante y la
languidez de la tarde que presagia
el final del día se interrumpen con
la visita de la exuberante Irene
que esconde bajo su alegría de vivir el despecho amoroso. El viejo
pintor ve cómo su hija favorita se
escapa, mientras que GonzagueEdouard, el hijo modelo, padece
en silencio el favoritismo del padre. En la novela todo funciona a
la perfección, de modo simple pero eficaz. La historia está llena de
ironía mordaz, a veces feroz, dentro de un precioso envoltorio. El
mismo de esa noche que sucede al
día que cae entre los colores perla y granate claro del cielo, “con
una franja verde almendra, tersa,
como trazada con tiralíneas” que
nadie se atrevería a pintar.

Un domingo
en el campo
PIERRE BOST

Errata Naturae, 2018
88 páginas

www.laopinion.es
SÁBADO,
14 DE JULIO DE 2018
1,30 EUROS

de Tenerife

LA LAGUNA | P. 8

TENERIFE | P. 12

Los jubilados canarios
retornados de Venezuela
ya pueden pedir las ayudas

Comienza la construcción
Las Islas advierten al
de la depuradora de Fasnia
Estado que el freno a las
para evitar los vertidos al mar obras hidráulicas es ilegal

CANARIAS | P. 15

ÍNDICE: TEMA DEL DÍA 2 | SANTA CRUZ 4 | LA LAGUNA 8 | TENERIFE 11 | CANARIAS 15 | ECONOMÍA 19 | OPINIÓN 21 | NACIONAL 33 | INTERNACIONAL 35 | GENTE Y CULTURAS 36 | SUCESOS 43 | EL TIEMPO 53 | TELEVISIÓN 55

Las aerolíneas se preparan para
un aluvión de compras de viajes
El Consejo de Ministros aprueba la aplicación a partir del lunes a las 8.00 horas
del descuento del 75% en los billetes de avión y barco con destino a la Península
PÁGINA | 19

Canarias en los
papeles de Felipe

“No hablar con
el nacionalismo
canario”
El expresidente
González anota el
consejo de Saavedra
tras la censura de CC
al PSOE en las Islas
“Están bien
preparados; tienen
apoyos empresariales
y de los sindicatos
amarillos”, deja escrito
PÁGINA

| 16

DEPORTES | 44 a 50

Undabarrena. | CARSTEN W. LAURITSEN

MAYA BENCOMO

Los burros también disfrutan de las fiestas de San Benito
Los burros y mulas protagonizaron ayer un
nuevo acto festivo en el casco histórico de La
Laguna. La Noche de los Burros se ha convertido en un cita ineludible en el marco de las fies-

tas en honor a San Benito Abad. Esta decimocuarta edición estuvo dedicada al arrastre de
ganado y a la vaca basta canaria, que se encuentra en peligro de extinción y que se localiza ex-

clusivamente en Tenerife y Gran Canaria. Pero los burros y mulas fueron los animales que
coparon un paseo lleno de bailes, vino de la tierra y respeto por el campo. PÁGINAS | 2 Y 3

LOS CACHORROS
DE LA GRANJA

POR SOLO

4,95€

+ PERIÓDICO

Hoy, NOVENA ENTREGA

Undabarrena:
“El CD Tenerife
es un salto muy
importante en
mi carrera”
b El Iberostar ficha
al pívot Sebas Saiz,
cedido por el Madrid
b Anderson gana a
Isner en la semifinal de
Wimbledon tras 6 horas
y media de partido



Noticias