Portada del periodico ABC:
Sitio web


Recognized text:
MADRID I 160
euros l AñoCXIVINúmero 36.903
11 ENERO 2017
Miércoles
ABC.es
Imagen de archivo
del avión Yak-42 que
se estrelló en Turquía
en mayo de 2003
UR-42352
RUBALCABA DIO
274.000 EUROS AL
CONTRATISTA DEL
YAK 42 CUATRO
ANOS DESPUÉS
DEL ACCIDENTE
Interior subvencionó en 2007 a la
empresa responsable de trasladar
a los militares, cuando ya había
sido condenada en los tribunales
[páginas 16 y 171
ESPECIAL
CARIBE
PUNTA CANA
RIVIERA MAYA
VUELO HOTEL 4
VUELO HOTEL 4
NOCHES TRASLADOS
7NDCHES TRASLADOS
TRAVEL

Noticias
  • Los 47 títulos españoles
    Casi es una rutina en motociclismo: un campeón español en alguna de la categorías. Ocurre eso desde Ángel Nieto descubriera este deporte para los españoles en 1969, con su primer título de los 12+1 que conquistó. Por el momento, Joan Mir es el último en sumarse a esta larga lista, campeón a lo grande en Australia tras ganar la carrera. España también sufre los ciclos, con momentos de ausencia en los podios, y con momentos de poderío absoluto. Estos son los campeones: 2017: Joan Mir (Moto3) 2016: Marc Márquez (MotoGP) 2015: Jorge Lorenzo (MotoGP) 2014: Marc Márquez (MotoGP); Tito Rabat (Moto2); Álex Márquez (Moto3) 2013: Marc Márquez (MotoGP); Pol Espargaró (Moto2); Maverick Viñales (Moto3) 2012: Jorge Lorenzo (MotoGP); Marc Márquez (Moto2) 2011: Nico Terol (125cc) 2010: Marc Márquez (125cc) 2010: Jorge Lorenzo (MotoGP); Toni Elías (Moto2)
  • Mir, un campeón atípico
    Con ese carácter balear de sonreír y guardar la distancia, Joan Mir ha terminado una temporada perfecta. Sin hacer ruido más que cuando correspondía: en los domingos de carrera. Ya había avisado en su primer año en la categoría, pero ha hecho brillar su constante esfuerzo por mejorar y por sobresalir en Moto3 y no solo por su altura. Casi comenzó a patinar antes de andar. Sí, patinar, por el negocio familiar ubicado en el centro de Palma se dedica a monopatines y ruedas, pero sin motor. Mir es tan atípico en la pista como lo fue en sus orígenes. Sin tradición familiar, se desmarca del resto de pilotos que siempre suspiraron por una moto. A él le costó más llegar a ese punto. Solo cuando fue a visitar a su primero Joan Perelló a una carrera de las que disputaba. Fue amor a primera vista. Aunque la agilidad que había conseguido con los patines de su padre le sirvió para desarrollar sus vi
  • Joan Mir, campeón del mundo
    Había ganado durante los quince grandes premios anteriores, pero tenía que rubricarse con una carrera fantástica, imponiendo su inteligencia, su calidad y su superioridad en la categoría pequeña. Joan Mir es campeón del mundo, con una ambición calculada al milímetro. Le bastaba con sumar cinco puntos más que Romano Fenati, su perseguidor más inmediato. Una renta ganada durante un curso impecable. Pero Mir quería terminar su paso por Moto3 a lo grande: con el título conquistado desde lo más alto del podio en el Gran Premio de Australia. Y con la novena victoria del año. No eran las mejores condiciones para ello: los nervios, el recuerdo de la mala carrera en Motegi, una pista húmeda, algunas gotas, carrera en grupo... Pero ante lo más difícil, la inteligencia de Mir. Su precaución lo llevó a aguantar durante las primeras vueltas en un pelotón peligroso porque se sucedier
  • Despistar al guardia
    El independentismo ya tiene lo que quería en su estrategia de cuanto peor mejor para en clave interna azuzar a las bases callejeras y de cara al mundo hacerle creer que España es una dictadura atroz y apelar la vía kosovar para librarse de tan tremendo yugo. Pero es una mezcla tan extravagante de mentira y folclore que a Superman se le ve a la legua el cable. El independentismo es Jordi Pujol hijo trapicheando en la cárcel con las llamadas telefónicas para tener minutos extra de conversación con la doctora de una clínica estética. Le compraba las llamadas a su compañero de celda y cambiaba de planta para que los guardias no le descubrieran. Es este creerse más listo que los demás que Puigdemont practicó también con su no declaración de independencia y sus posteriores y ridículas cartas al presidente del Gobierno. Al modo de Pujol júnior intentó despistar al guardia y creyó que Europa le
  • Órdago en diferido
    Rajoy intervendrá el Govern y el Parlament. Y a Puigdemont le pueden caer 30 años de cárcel si declara la independencia. Un órdago en toda regla con una particularidad nunca vista: la de conceder un nuevo plazo, ahora de cinco días, para que Puigdemont y Junqueras se arrepientan y Cataluña vuelva a la normalidad democrática de la que salió hace ya mes y medio cuando sus dirigentes aprobaron las leyes que convocaban un referéndum ilegal para el Tribunal Constitucional y contrario a su Estatuto de Autonomía. Ya conocemos los términos, muy duros a pesar de que Rajoy dice considerarlos limitados, en que se producirá la aplicación del artículo 155 . Ya sabemos que la Fiscalía acusará al presidente catalán de un delito de rebeldía si persiste en su actitud. Y ya estamos desmenuzando los pormenores del documento aprobado ayer por el Gobierno. En última instancia, porque ha tenido 45 d&ia